Home / Blogging  / Tu blog corporativo puede convertirse en un arma de doble filo

Tu blog corporativo puede convertirse en un arma de doble filo

Un blog corporativo es una herramienta de altísima rentabilidad, siempre y cuando tengas presente que el nivel de exigencia que requiere mantenerlo es muy alto

En la era del marketing de contenidos, los blogs no han perdido importancia a pesar del crecimiento exponencial de las redes sociales, entre otros canales dinámicos, que permiten a las empresas comunicarse y relacionarse con clientes y público objetivo. Al contrario, son cada vez más necesarios y determinantes en la estrategia de marketing de Pymes y Autónomos, e incluso de las empresas más grandes.

El blog corporativo es una herramienta altamente productiva a través de la cual, no solo podremos despertar la atención e interés de nuestro target de cliente, sino que a la vez, puede suponer un valor diferencial con el resto de empresas de la competencia.

 

Un blog corporativo es muy exigente…

A estas alturas, es muy probable que todos conozcamos (o al menos hayamos escuchado alguna vez) las ventajas que nos aporta un blog corporativo… Mejora la imagen de la marca, genera confianza y credibilidad, lo que favorece la fidelización, si además tienes tu blog corporativo integrado en tu sitio web te beneficiarás del tráfico de visitas y de un mejor posicionamiento, si eres capaz de publicar contenidos de calidad ganarás leads y te encumbrará como un experto en tu sector… Todo ventajas que no te llevarán a ninguna parte si al final no eres capaz de alimentarlo!!!.

Mantener vivo un blog corporativo implica una gran exigencia que no todas las empresas pueden o están dispuestas a asumir y esto hay que entenderlo desde el principio para no perder el tiempo, ni el dinero.

No hay más que darse una vuelta por Google para ver un montón de bitácoras abandonadas o con una frecuencia de actualización muy pobre, proyectos que seguramente se iniciaron con gran ilusión, buscando ofrecer una perspectiva innovadora de nuestra marca, pero que la falta de tiempo, o de constancia, les ha llevado a perderse en el olvido y el problema es que no solo no van a alcanzar los objetivos prefijados al inicio, sino que trasladan una imagen de la empresa muy pobre, ligada al abandono, a la dejadez… Personalmente, me molesta bastante encontrarme el último post de un blog corporativo con fecha de hace dos años.

Otro error frecuente y que no genera nada favorable es “copipastear” noticias o entradas de otros blogs para salir del paso y mantener la frecuencia de publicación.

 

Hazte algunas preguntas…

Por esto, cuando decidas que ha llegado el momento de integrar un blog corporativo en la página web de tu empresa, además de pararte a decidir el diseño, la estrategia de contenidos y todo lo demás, mira de hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Quién se va a encargar de alimentar el blog?. ¿Tengo un perfil de marketing en mi empresa, o al menos hay alguna persona con los conocimientos y el tiempo suficiente para dedicárselo al blog?. ¿Y el día que esa persona coja vacaciones o simplemente ya no esté?
  • ¿Realmente estoy convencido de los beneficios de incluir un blog en mi estrategia de marketing? ¿Lo he decidido yo, me lo ha recomendado un amigo o el comercial que me visitó fue lo suficientemente persuasivo?.
  • ¿Soy consciente del tiempo que lleva pensar, escribir, maquetar y publicar una nueva entrada?.
  • ¿Los objetivos marcados están fielmente alineados con los recursos de mi empresa?
  • ¿Tengo capacidad económica para contratar un freelance o agencia externa que me gestione el blog?

Tener buenas iniciativas no es sinónimo de poderlas acometer y, normalmente, Pymes y Autónomos carecen de perfiles específicos que les gestionen su comunicación online y tampoco disponen del tiempo necesario para hacerlo de forma correcta y constante. Lo más habitual es que el propio gerente se encargue de publicar algo en alguna parte cuando tiene tiempo y se acuerda y así es como terminamos convirtiendo un blog corporativo en un arma de doble filo.

 

Etiquetas post

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario