Home / Actitud Comercial  / Comercial por curiosidad

Comercial por curiosidad

El mundo de las ventas reúne distintos perfiles con distintos objetivos que llegaron a él por diversos motivos y razones. En mí caso, soy comercial por curiosidad.

A lo largo de estos años he visto pasar mucha gente por los departamentos comerciales de las distintas empresas en las que he trabajado y de otras muchas con las que he colaborado o tenido alguna relación. Muchos tipos de personas, la mayoría con distintos perfiles y distintas aspiraciones. Tan diferentes que a menudo me he parado a pensar que les había motivado para llegar al mundo comercial…

Me he encontrado comerciales de vocación, de formación, otros con grandes habilidades comunicativas que en algún momento pensaron que el mundo de las ventas les permitiría explotarlas y otros muchos por obligación, probablemente por escasez de oferta laboral en sus respectivos sectores… Y en mí caso?… Soy comercial por curiosidad.

No soy comercial de vocación, a pesar de que desde bien joven mis amigos siempre han resaltado mi capacidad persuasiva. Tampoco de formación, estudié Osteopatía. Ni tampoco me vi en la obligación de buscar trabajo en ventas. Como decía anteriormente, estudié Osteopatía y entre tanto, trabajé en varias empresas de Cantabria relacionadas con la automoción. Una vez finalizados mis estudios, seguramente por inercia, porque se me daba bien la tarea profesional que había desempeñado hasta entonces y porque siempre me han gustado las herramientas y los trabajos manuales, decidí seguir por ahí mi camino profesional, concretamente en Edscha España, donde hacíamos piezas para coche. Un tiempo después, en un impasse entre contrato y contrato, me fui a Madrid y me pasé a los camiones (Iveco España).

El inicio de mi curiosidad…

Al mudarme de provincia tuve que hacer las gestiones oportunas en el INEM de Madrid para notificar mi cambio de domicilio y fue ahí, sentado en un butaca de la sala de espera mientras aguardaba mi turno, donde vi una oferta para comercial colgada en una corchera.

No la recuerdo con exactitud, pero resaltaba algunos de los beneficios del contrato: coche de empresa, fijo + variable en función de las comisiones, teléfono, portátil y bla, bla, bla… Sin embargo, lo que más me cautivó fueron aquellas líneas destinadas a explicar las competencias del puesto: negociación de propuestas, cierre de operaciones, gestión y seguimiento de clientes… Esto último era todo lo contrario a lo que había venido haciendo hasta entonces. Significaba hacer cosas distintas, en entornos distintos, interactuar con personas, movilidad, objetivos, retos… Me generaba curiosidad.Comercial por curiosidad

Aquello quedó ahí, no le di más importancia, pero tampoco pude olvidarlo. Me gustaba lo que hacía, pero tampoco me veía jubilándome en la factoría… Así que me animé, busqué ofertas en Infojobs, me presenté a dos o tres candidaturas y tuve la suerte de entrar en Tecsidel… Un antes y un después en mi vida!!!

Suponía un gran reto para mí, pero estaba emocionado… Empezaba el viaje… De camiones a grandes cuentas en un abrir y cerrar de ojos!!!

Descubriendo un hobbie…

Como decía era un gran reto. Hacíamos proyectos para la administración y no solo desconocía por completo su casuística, sino que tampoco tenía ni idea de firma electrónica, gestores de expedientes, certificados electrónicos…

Poco a poco me fui adaptando. Cada día me enchufaba un manual distinto, no siempre lo entendía, pero estaba deseando aprender. Aprovechaba los largos viajes de coche para triturar a preguntas a todo aquel que me acompañase (y tomaba notas para no tener que volver a formular la misma pregunta…). Empezaba a gustarme la relación con los clientes, gestionar cuentas, preparar ofertas, seguir proyectos, pero sobre todo, participar en la creación de algo y después salir a testar el feedback que le generaba al cliente. Como un tomate en una huerta… siembras la semilla, la cuidas, vigilas que crezca sana y fuerte y finalmente, recoges el fruto.

Tecsidel, donde estuve casi 5 años, me permitió dar una giro integral a mi vida, conocer a personas que fueron determinantes en el cambio y que me ayudaron a progresar, personal y profesionalmente. Empecé como comercial por curiosidad, sin embargo, actualmente no solo se ha convertido en mi profesión, sino que además es mi hobbie.

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario