Home / Diseño Web  / Diseño Web y sus grandes mentiras

Diseño Web y sus grandes mentiras

Probablemente el Diseño Web terminará por convertirse en un sector "prostituido" y poco creíble. Estamos determinados a aprovecharnos del escaso conocimiento de nuestros clientes y esto nos acabará pasando factura.

Antes de publicar este post le he dado bastantes vueltas al título. Las primeras ideas eran bastante radicales y directas, pero finalmente opté por el actual, que sintetiza mejor el contenido del post y seguramente es menos ofensivo. En cualquier caso, revisando ofertas de empresas y profesionales del Diseño Web, me sigo sintiendo más cómodo con aquellas primeras opciones radicales y menos correctas…

Y es que cada día tengo más claro que el Diseño Web terminará por convertirse en un sector “prostituido” y poco creíble. Estamos determinados a aprovecharnos del escaso conocimiento de nuestros clientes en esta disciplina, vendiéndoles proyectos integrales que en realidad difícilmente llegan a cubrir sus necesidades más básicas y prometiéndoles vender más y hacer crecer sus negocios cuando claramente es mentira.

No se trata de identificar que opción es la idónea, esto tendrá que ver con tus necesidades y objetivos, se trata de que no te vendan los tapacubos como valor añadido del coche.

No pretendo ser dramático, quizás no sea para tanto, desde luego que hay buenas y fiables empresas de Diseño Web, pero también hay otras (muchas), que presentan propuestas como estas:

 

Propuesta de una empresa de Diseño Web de ámbito nacional…

Hace unos días me reenvió un cliente el mail de su actual proveedor con una propuesta para renovar su web. Le ofrecían tres o cuatro plantillas prácticamente iguales, con una distribución del contenido y de los elementos concreta. Pero además, para dotar de valor a su oferta, le aseguraban que la nueva plantilla permitía…

  • Categorías y secciones ilimitadas
  • Banners
  • Iconos de redes sociales en portada
  • Blog interno y la posibilidad de programar entradas
  • Código Qr
  • Comentarios y valoraciones
  • Etc…

Sin duda, y aunque parezca broma, todo este “valor añadido” supone una gran evolución en relación a las versiones anteriores de esta empresa, pero en cualquier caso, son valores absurdos…

Un banner o un icono a redes sociales no es más que una foto con un enlace por detrás, hay mil páginas gratuitas que te permiten crear en cuatro pasos sencillos un código Qr y solo faltaba que hubiese límites a la hora de incluir secciones en las opciones del menú. Además, le hacían un descuento de 753,00 € “por ser él” (La página web costaba 1.050,00 € y se lo dejaban en 297,00 €).Diseño Web y sus grandes mentiras

 

Otro ejemplo de una empresa de ámbito regional…

Una mañana nos llega al correo de Orbialia (supongo que nos verían clientes potenciales…) un mail con una oferta de otra empresa de Diseño Web en la que aseguraban que sus páginas permitían “Tráfico de visitas ilimitado”… Guau!!!

También ofrecían banners e iconos a discreción, además de indexar la web en los buscadores…

El diseño es el embajador silencioso de tu marca

 

Ojo que “personalizado” no es “a medida”…

Otro punto que merece la pena comentar y diferenciar. Parece lo mismo, pero no tiene nada que ver, ni en precio, ni en resultados.

Diseño Web a medida implica coger un papel en blanco y empezar a pintar. Requiere de mucho más análisis, planificación, diferentes propuestas, desarrollos específicos… A medida es sinónimo de exclusividad.

¿Y personalizado?… Este blog, sin ir más lejos. Lo que yo entiendo por un proyecto personalizado es comprarse una plantilla Premium y modificarla en función de los criterios que has definido con el cliente, pero no perdamos de vista que en este punto te puedes encontrar con sitios web similares… Tantos, como ventas tenga esa plantilla, y para muestra un botón.

No se trata de identificar que opción es la idónea, esto tendrá que ver con tus necesidades y objetivos, sino de que el cliente sea consciente en todo momento del servicio por el que está pagando.

 

Mantenimiento Web, estafa o necesidad?

Pues será una cosa en u otra en función del servicio que recibamos a cambio. Veamos tres escenarios distintos:

  1. Mi empresa proveedora de Diseño Web se encarga de actualizarme el sitio cada vez que se lo requiero, puesto que carezco del tiempo o los recursos (o las ganas) para hacerlo yo mismo. Me asigna un consultor o persona de confianza que me da soporte, se encargan del hosting, dominio, seguridad de la web, me revisan el SEO…
  2. Mi sitio web es estático, no requiere modificaciones, no contiene aplicaciones o desarrollos que necesiten algún tipo de mantenimiento, pero mi empresa proveedora se encarga de hostear la web.
  3. Mi sitio web presenta la misma casuística en el caso 2 y, además, soy yo quien se encarga del hosting y del dominio.

¿Está claro, no?. En el primer y segundo escenario tiene sentido pagar una cuota mensual o anual, aunque obviamente, no es lo mismo que tu proveedor sea activo en el proyecto o que simplemente se acuerde de ti al tiempo que te envía la factura. Sin embargo, en el tercer caso no veo razón que me obligue a pagar un mantenimiento web.

 

Conclusiones

Modelos de negocio hay muchos y el cliente siempre tiene la oportunidad de elegir (aunque se equivoque), pero para que verdaderamente pueda escoger y además hacerlo con criterio, que menos que aplicar el principio de honestidad y no ofrecerle los tapacubos como valor añadido en la compra del coche.

 

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario