Home / Blogging  / El momento en que tu blog personal coge impulso

El momento en que tu blog personal coge impulso

Engancharte a tu blog personal es el camino más directo para mejorar todas esas estadísticas que nos generan la motivación para seguir escribiendo.

Hay muchas razones que nos motivan para abrir un blog personal y empezar a escribir… En unos casos por desarrollo y ganas de seguir aprendiendo, en otros por el simple objetivo de crear su marca o posicionarse en su sector cara a buscar empleo y luego también están los que quieren convertir su blog en un medio para ganarse la vida.

El caso es que el mundo del blogging sigue creciendo y manteniendo su interés a pesar del crecimiento exponencial de las redes sociales, sin embargo, muchos blogs no alcanzan su primer año de vida y las razones se podrían resumir de la siguiente forma:

 

Tienes ganas, pero lo ves excesivamente complejo.

Unas veces porque tienes ganas de empezar a escribir pero toda esa terminología como WordPress, hosting, dominio, plugin o SEO te suena a chino y parece que te va a ser imposible aprender. Y otras porque sencillamente tienes miedo, temes no ser capaz de crear contenidos de calidad, te entran dudas sobre si realmente tienes tan dominada tu temática, e incluso te da vergüenza exponerte ante la opinión pública.

 

Te has animado, abres tu blog personal, pero te deshinchas rápidamente

Probablemente crear un blog personal es una de las fases más atractivas e ilusionantes que vas a vivir como blogger. Al fin y al cabo, estás diseñando tu proyecto y… ¿Quién no disfruta creando cosas, decidiendo qué quieres poner y cómo lo vas a pintar, dando forma a tus ideas y viendo después el resultado final?.

Además que una vez acabas con el diseño estás deseando publicar, vas a tope de motivación y tienes excesiva prisa por dotar de contenido a tu bitácora para no verla tan vacía.

Pero el problema viene tras esa euforia inicial, cuando realmente ya entran en juego otros valores como constancia, disciplina y tiempo, que son claramente necesarios para que tu blog avance. Y en ese punto es en el que muchos se quedan varados.Blog personal

 

Creas y creas contenido, pero no ganas visibilidad y te desesperas

Al final, independientemente de cual sea tu objetivo inicial, un blogger se alimenta del tráfico de visitas, de los shares, de los comentarios y, en definitiva, de la visibilidad que obtienen sus publicaciones. Cuando no alcanzas esto es difícil mantener el tipo y seguir escribiendo. Las dudas se apoderan de ti, piensas que estás mal gastando tu tiempo y terminas por abandonar tu proyecto.

 

¿Qué necesitas entonces para no morir en el intento?

Engancharte a tu blog…

Mi experiencia en el mundo del blogging ya conoce el segundo escenario, de hecho, inicié dos proyectos que no llegaron a celebrar su primer cumpleaños por falta de tiempo y dedicación, y este mismo blog estuvo a punto de caer en el olvido hace pocos meses por las mismas razones que cito en el tercer ejemplo.

Escribía con más o menos frecuencia, uno de mis principales errores, pero recibía poco tráfico (unas 500 visitas mensuales), listas vacías en Mail Chimp, muy pocos shares en redes sociales… Desolador.

Sin embargo, en Abril y Mayo de este año, cuando me planteaba qué hacer con el blog, recordé los motivos por los que lo había creado y me enganché de nuevo, volví a preparar y publicar entradas, volvieron las ideas, las ganas de escribir y entré en una fase de motivación que poco después se vio acompañada por un ligero aumento de las visitas (tres meses después se han multiplicado por 10), listas de Mail Chimp creciendo en suscriptores, algo más de acción en redes sociales…

Es decir, eres tú el primero que te lo tienes que creer, el primero que debe engancharse a su blog, para que después se enganchen los demás, y claro, entender que el blogging tiene más en común con una maratón que con los 100 metros lisos.

Hay muchos factores a tener en cuenta si quieres disfrutar de un blog personal con cierto éxito, pero principalmente, te recomendaría que te enganches a tu bitácora, que le imprimas ganas y pasión, porque es uno de los caminos más directos hacia el objetivo.

 

Etiquetas post

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario