Home / Actitud Comercial  / Propuesta comercial, claves para diferenciarte

Propuesta comercial, claves para diferenciarte

Aplica personalización cuando elabores un documento de propuesta comercial. Te permitirá diferenciarte del resto de la competencia y mejorará la imagen de tu empresa.

Vivimos una época de saturación de oferta. Casi para cualquier producto o servicio, el cliente maneja un amplio abanico de opciones, calidades, precios… Y esto obliga a que las empresas tengamos que esforzarnos en establecer elementos diferenciadores que nos permitan inclinar la balanza hacia nuestro lado.

Aplicar detalle y poner cariño en todo lo que haces siempre tuvo un impacto determinante en los resultados, pero en la actualidad ya no es una opción, sino una obligación.

A lo largo de todo el proceso de venta, desde la concertación al cierre, cada acción que emprendamos con el cliente debe transmitir personalización y diferenciación. Cómo vestimos, cómo hablamos, nuestros gestos, el orden en nuestro maletín, presentaciones cuidadas… Nada nuevo, mucho de todo esto ya lo ponemos en práctica a diario, pero con facilidad perdemos ese cuidado al enviar un documento o propuesta comercial al cliente. ¿Por qué?.

La mayoría de presupuestos que recibo en mi correo son sencillos excel con los conceptos e importes del servicio o producto ofertado y poco más…

En primer lugar, nunca jamás envíes una propuesta comercial en excel, ni en Word, ni en PPT No solo vas a causar una impresión lamentable, es que además darás la opción de que modifiquen la oferta que has enviado. Y por otro lado, ¿No te resulta frío?. ¿Te invita a comprar?.Propuesta comercial

Algo que aprendí bien de uno de mis superiores en Tecsidel es que un documento de propuesta es una oportunidad singular para seguir diferenciándote y demostrar al cliente que no solo le has escuchado atentamente a lo largo de la visita previa, sino que las líneas que has redactado están orientadas a su causa y realidad.

 

Algunos consejos para redactar una propuesta comercial:
  • Ponle nombre y apellidos: No te límites a incluir el nombre de la empresa u organización a la que va dirigido el documento, añade también el nombre del destinatario.
  • Remitente: ¿Quién ha elaborado la propuesta?. ¿Quién la ha aprobado o revisado?. Muchas veces el cliente tira de ese documento para volver a contactar contigo, las tarjetas de visita se pierden con extremada facilidad.
  • Jerarquiza la información introduciendo un índice, sobre todo si el documento es extenso. Esto permitirá al lector alcanzar con facilidad las partes del documento que más le interesan.
  • Introducción: ¿De qué va el documento?
  • Antecedentes: Suelo recoger en este apartado aquellos ítems más relevantes que se han comentado en la visita y es clave, puesto que plasmar esa información en el documento da a entender al cliente que no solo le has escuchado, sino que además, te lo has apuntado.
  • Planteamiento general y descripción del producto / servicio: Esmérate en explicar qué es lo que vamos a hacer, qué problemáticas vamos a solucionar y qué beneficios vamos a obtener. Si además lo haces de forma gráfica, permitirás que el cliente visualice los resultados en un golpe de vista.
  • Presentación de la empresa: Incluso del equipo que va a participar en el proyecto. Es un buen momento para que el cliente descubra aquellas cosas de nuestra organización que no tuvimos oportunidad de explicar en la visita.
  • Cuadro de inversiones: Lógicamente esta es una de las partes que más le interesa al cliente por lo que merece la pena entrar en el detalle económico de cada producto / servicio y definir muy claramente el coste final, los tiempos de facturación, plazos de entrega, etc.
  • Diseño: Especialmente si pertenecemos a una empresa de carácter tecnológico, merece la pena elaborar un documento atractivo visualmente. De alguna forma, daremos ejemplo de lo que hacemos. ¿Sabes estas empresas de Diseño Web, en las que su propia página no hay por donde cogerla o está obsoleta?… Pues eso.

Es posible que nuestro día a día no nos permita invertir el tiempo necesario en elaborar cada propuesta comercial con el detalle que requiere, pero no por ello debemos caer en el error de salir del paso de cualquier forma.

Un truco bastante habitual para optimizar nuestro tiempo es diseñar documentos maestro en los que únicamente tengamos que modificar o adaptar una parte del mismo. Eso si, ojo con los copy past, que nos suelen llevar a cometer errores!!!

Y si no os veis muy solventes con los editores de diseño, o de documentos, siempre tenéis la opción de utilizar aplicaciones como Biztree, o sitios web como Graphicriver, que ya tienen modelos de documentos predefinidos en los que únicamente tendréis que volcar vuestra información.

 

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario