Home / Diseño Web  / Tu Página Web… ¿Es una magdalena o un cupcake?

Tu Página Web… ¿Es una magdalena o un cupcake?

Entra en el detalle para diferenciar un proyecto de otro. Analiza el diseño, pero también la funcionalidad de tu Página Web. Que no te vendan magdalenas a precio de cupcakes!!!

Desde que Alma Obregón puso de moda los cupcakes han aparecido mil y un detractores de la famosa repostera, que empezó con un blog lo que actualmente es un modelo de negocio de éxito.

Personalmente, y más allá de entrar en valoraciones sobre su singular carácter, lo de Alma me parece un gran ejemplo de superación y emprendimiento. Cogió aquello que más le gustaba y lo convirtió en su proyecto de vida, creando un negocio de éxito alrededor de su pasión y disfrutando cada día con lo que hace.

Pero como siempre, en torno a una figura que emerge van surgiendo opiniones negativas que buscan empañar el éxito. Muchas veces de puristas o envidiosos que se ven adelantados por la derecha…“Es todo marketing, no hay valor añadido…”. “Son magdalenas con una capa de crema por encima, nada más!!!”. “Es que queda más chic llamarlo cupcake y ahí está la diferencia de precio”

Analiza el diseño, pero también la funcionalidad de tu Página Web… Que no te vendan magdalenas a precio de cupcakes!!!

¿Realmente se pueden comparar?. ¿Cómo se razona la diferencia de precio?. Bien, no soy chef, ni repostero, ni experto en cocina, pero tengo el criterio suficiente para entender la diferencia entre una magdalena y un cupcake…

Quizás es el aspecto visual el que nos conduce a compararlas, pero hay que conocer los ingredientes y el método de elaboración para ser capaces de distinguir un producto de otro. Una magdalena, simplificando, es un bizcocho. Un cupcake es una tarta en miniatura, con una masa distinta, más esponjosa, más suave… Distintos ingredientes, proporciones y una elaboración más cuidada y detallada.

Este es el problema, que demasiadas veces nos quedamos únicamente con la parte visible, no profundizamos y esto condiciona la valoración de un producto o servicio. Cuando hablamos de una Página Web o de un eCommerce, nos encontramos a menudo con el dilema de las magdalenas y los cupcakes, hay proyectos que pueden llegar a ser parecidos visualmente, pero que no tienen nada que ver a nivel funcional, de detalle y es ahí donde reside la diferencia económica entre uno y otro.

Tu página Web... ¿Magdalena o Cupcake?Luego están los proyectos clónicos, es decir, la misma magdalena repetida mil veces y presentada por igual en todos los obradores… ¿Dónde estaría el elemento diferenciador?

Cuando nos planteamos el precio de una Página Web debemos ir mucho más allá de un mero slider vistoso recuperado de Fotolia. Tendremos que valorar el diseño, por supuesto, pero también debemos analizar qué nos va a permitir hacer la herramienta, si el resultado final se ajusta a la realidad de mi marca, qué nivel de detalle ha implicado el proyecto, qué perfiles han interactuado en su desarrollo…

Solo a partir de este conocimiento seremos capaces de justificar, o no, su precio y podremos decidir si queremos una magdalena o un cupcake como imagen de nuestra empresa.

 

Etiquetas post

alvaro@alvarofg.com

Si te ha gustado este post, te animo a que lo compartas en redes sociales y amplíes el contenido con tus comentarios. En caso contrario, me encantaría poder intercambiar ideas y opiniones contigo... "No hay principio ni final, solo lo que quieras ir contando"

Valoraciones
PobreRegularBuenoMuy buenoExcelente (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sin comentarios

Enviar un comentario